El retorno del “Médico”: “dimes”, “diretes” y “poyaques”…

El tiempo pasa, para todos, aunque no lo queramos o nos empeñemos en negarlo… Cuatro años han pasado ya desde que me propusieron cambiar el mundo asistencial en mi consulta de medicina familiar y comunitaria en mi ciudad natal (entendida como consulta diaria y con un cupo asignado) por la frialdad de los despachos donde supuestamente se toman decisiones para mejorar la calidad asistencial que llevaba a cabo día tras día. A pesar de eso y por elección personal en ningún momento he dejado de tener contacto con la actividad asistencial esporádica en forma de urgencias y otras actividades por considerarlo totalmente necesario para mantener “el tono” y el “ojo clínico”, no vaya a ser que se vaya a echar la siesta…

Durante todo este tiempo he podido conocer aspectos y rincones de la sanidad desconocidos para mi sentado en la silla de mi consulta y de los cuales era totalmente ajeno, y que gracias a la gestión de procesos clínicos y atención al paciente, y aplicación de nuevas tecnologías a estos procesos que he llevado a cabo todo este tiempo he sido capaz de conocer hasta el fondo (quizás más de lo que hubiera deseado en ocasiones…).

1267630550_77871804_3-atencion-domiciliaria-salud-y-belleza

Una experiencia esta, la de la gestión clínica en salud, muy recomendable (y me atreviría a decir que debería ser obligatoria durante un tiempo…) para todo aquel que esté interesado en conocer desde otro punto de vista la salud y la sanidad de nuestro sistema, su funcionamiento y los porqués a tantas cuestiones que en la consulta se nos plantean día tras día. Por fín he llegado a entender muchas de las situaciones que me enfurecían en la consulta y que en ocasiones entorpecían mi actividad asistencial por culpa de un mero trámite sin importancia. Por fín he apreciado que a pesar de la frialdad de “Don Dinero” y el mundo que lo rodea, este es imprescindible para que las cosas funcionen bien en las “trincheras”, y ciertas decisiones tomadas en las altas esferas, necesarias para la optimización de recursos sanitarios (por supuesto no todas…)

Por todo esto y por mucho más me doy por satisfecho tras todo este periodo viviendo “al otro lado”, en el cual de forma curiosa y de la noche a la mañana, sea por la razón que sea, algunas de las personas con las que has trabajado previamente te empieza a mirar y a tratar de forma tan distinta y distante… de la noche a la mañana te conviertes en algo parecido a un ser extraño de ocho patas y digno de evitar, algo curioso porque he seguido llevando mi ropa informal al trabajo (aún recuerdo uno de mis primeros días en el centro de salud en el que me etiquetaron como “el médico surfero” por el atuendo que llevaba… habrán pasado ya 10 años de eso…) y en el fondo, he seguido siendo yo mismo. En fin, si alguien tiene la respuesta a eso que me lo explique porque sigo sin entenderlo.

Durante este tiempo incluso se me ha brindado la irrechazable posibilidad de aplicar los conocimientos y experiencias en el ámbito de la sanidad privada, permitiéndome así ampliar y contrastar el punto de vista en este ámbito, pero este mundo da para escribir otro post, que está en el horno… (podeis empezar a prepararos…)

Pero, todo llega a su fin… al médico lo que es del médico, porque soy eso, médico… médico de familia y de familias para ser exactos, y tarde o temprano este día tenía que llegar, así que recientemente he vuelto a la consulta, al día a día, a la “trinchera, a… llámenle como quieran… he vuelto a ver pacientes, que es de lo que se trata, de aportar calidad asistencial y buena praxis médica con lo aprendido y sobretodo empatia, comprensión y alegría a esas personas que lo necesitan, y esto no se aprende en ninguna universidad ni en ningún despacho, eso se tiene o no se tiene…

                                                                                                                 

Y mi sorpresa ha sido mayúscula porque tras los miedos iniciales a mi “vuelta al cole”, me he encontrado mejor que nunca, con más ilusión que un recién salido de la facultad, atendiendo esas interminables listas de personas (que no pacientes…), escuchando los típicos “dimes y diretes” de la sala de espera, viendo como me cuelan un “poyaque” tras otro, siendo consciente que muchos de los que entran por la puerta solo quieren ser escuchados y acompañados…

Me considero una persona de retos, y para mi, volver a ser médico es un gran reto, y más teniendo en cuenta que en esta ocasión me encuentro en un ámbito rural, donde nuestra figura cobra un aire totalmente distinto al que por desgracia ha adquirido los últimos años en las grandes ciudades, donde la proximidad con las personas, familias y sociedad es mucho más cercano e intenso, siendo consciente de que (por circunstancias ajenas) cada movimiento que realizo tanto fuera como dentro de la consulta será valorado y de qué manera… vaya responsabilidad…

medicosconvalor

3-1

La vida está llena de momentos y este momento también hay que vivirlo y disfrutarlo. Hay tiempo para todo… no se que vendrá mañana pero a pesar de los pesares y de muchos comentarios que uno oye, miradas en el cogote, collejas y demás, estoy más que satisfecho y orgulloso de mis experiencias de vida y aunque debo reconocer que en un primer momento no era consciente de que quizás era esto lo que necesitaba de nuevo, ahora estoy seguro de ello, y más, debo reconocerlo, después de leer los libros de @fernandofabiani – #VengoSinCita – y @monicalalanda – #ConCienciaMedica -, en los que se relata el día a día y los pormayores y pormenores del colectivo médico y con los que he podido corroborar que un médico sin pacientes no es un médico, sino simplemente un licenciado en medicina, que no es lo mismo, para nada…

Nos vemos en las redes!!! y ahora en la consulta…

MKLD

La importancia de la formación en #eSalud

De unos años a esta parte vivimos, podríamos decir, en la “burbuja” de la #eSalud… una “burbuja” que va creciendo en los últimos años y de una forma u otra se está haciendo hueco no solo entre los profesionales sanitarios sino también, y sobretodo, entre los pacientes (o debería llamarlos e-pacientes…).

Con más o menos éxito durante los últimos años hemos ido aprendiendo los unos de los otros gracias a observar experiencias ajenas y probar con nuestros “primeros pinitos” dentro de la esalud… que si consultas virtuales, que si perfiles en redes sociales, sesiones y jornadas formativas (¿quién no conoce ya las jornadas de eSalud en Asturias – #eSaludAst?)… Y todo esto gracias a figuras “influencers” que aportan calidad y experiencia a esta “burbuja” como Chema Cepeda (@chemacepeda), Jesús Garrido (@mpediatraonline), Sergio Vañó (@sergiovanoG), Mónica Ventoso (@Moni_Ventoso), Mónica Moro (@MonicaMoro), Miguel A. Rizaldos (@MRizaldos), Maria José Cachafeiro (@laboticadetete), Maria Ángeles Medina (@magelesmedina) o Juan Toral (@juatorsan) como profesionales sanitarios y Carlos Mateos (@carloscomsalud), Ignacio F. Alberti (@IgnacioFAlberti), Manuel Escobar (@manuel_esc) o Javier J. Díaz (@JAviJDiaz) como profesionales no sanitarios pero ligados a la eSalud por diversos motivos y por supuesto pacientes que no hay que olvidar como Nuria (@tulupus) o Mike (@elgringoinspain) y que ponen un gran granito de arena (muy grande…) para que todo esto tenga sentido, porque lógicamente sin pacientes no hay eSalud, esto es así… Dejo de mencionar (pero no olvido…) a cientos de personas influyentes (DISCULPAD, pero no cabrían en el post…), pero afortunadamente cada vez somos más los implicados e interesados en que todo este juego siga adelante…

baixa

Y por supuesto, TODOS nos hemos dado nuestras primeras “hostias” (perdonad por la expresión…), y segundas, y… en este mundillo digital pero bien, lo importante es seguir aprendiendo, compartiendo e ir trabajando en algo en lo que creemos y consideramos básico y vital para un nuevo modelo de comunicación entre profesionales sanitarios y pacientes o usuarios de los diversos sistemas de salud.

Afortunadamente todo evoluciona y crece y cada vez se va aprovechando más el talento de todos y cada uno de los “influencers”. Gracias a esto aparecen iniciativas formativas tan interesantes como la creada por los ya mencionados Jesús Garrido (@mpediatraonline) y Chema Cepeda (@chemacepeda) y “redesocialmente” conocida como #eSaludKnowmada.

                                                    Captura de pantalla 2015-10-05 a les 13.01.48     Captura de pantalla 2015-10-05 a les 13.01.40

#eSaludKnowmada nació y sigue creciendo como la formación de referencia para que todo profesional sanitario pueda crear, desarrollar e impulsar su propia marca profesional en salud y ofrecer así a sus pacientes otro tipo de servicio, atención y comunicación que quizás hace cinco años ni se habían planteado.

Después del gran éxito de la primera edición del curso “E-Salud Knowmada” del año pasado llega ya la segunda edición con más eSalud! Si estáis interesados en impulsar vuestra marca profesional e ir trabajando vuestra identidad y reputación digital en la red os recomiendo que realicéis este curso y disfrutar así del magnífico temario que os han preparado sino además aprender al lado de los mejores profesionales en eSalud de todo el territorio nacional.

Podéis inscribiros y disfrutar del curso #eSaludKnowmada aquí:

Captura de pantalla 2015-10-05 a les 10.43.30

¡Enhorabuena chicos y a seguir adelante! Sin este tipo de iniciativas y proyectos todo esto quedaría en nada. ¡La eSalud crece gracias a todos vosotros!

descarga (1)

Telemedicina en la Universidad: Año 1

Hace escasas horas ha llegado a su fin una de las experiencias que más me ilusionaban en los últimos meses. La primera edición de la asignatura de telemedicina en los estudios de pregrado de la facultad de medicina de Lleida hoy ha cerrado las puertas después de una más que interesante tarde de lectura de proyectos en una clase impartida por los propios alumnos. Ha sido un placer escuchar a estos futuros médicos, leer entre líneas sus intenciones de futuro y ver como su forma de entender ciertos conceptos ha ido evolucionando con el paso de los meses.

descarga (1)

El reto de transmitir nuestras experiencias en la aplicación de las nuevas tecnologías a la salud en distintos ámbitos, desde la Atención Primaria hasta la Atención Hospitalaria, pasando por diversas especialidades y subespecialidades era sumamente atractivo. Y en estos momentos, me siento de lo más orgulloso de que la mayoría de estas experiencias personales, labradas a base de prueba-error, aunque también hay que agradecer la realización de líneas de estudios especializados y dirigidos a este ya no tan nuevo tipo de atención sanitaria, como el Master en Comunicación en Salud 2.0 (@comsalud20), que tuve la suerte de cursar allá en el 2012, hayan servido para despertar ese 2.0 que tenemos dentro cada uno de nosotros.

El camino realizado durante estos meses de telemedicina puede parecer fácil a priori, pero las frases oidas las primeras horas de clase “¿para qué quiero yo una página web?”,  “¿qué importancia tendrá perder el tiempo leyendo twitter?” o “¿entonces los médicos desapareceremos y las máquinas van a hacer de médico?” hacían que el reto fuera todavía más grande.

Evidentemente no nos lo iban a poner fácil y asumíamos esa responsabilidad…

A partir de ahí, hemos tenido el placer de realizar un viaje a través de la filosofía de la telemedicina y la atención sanitaria gracias a las nuevas tecnologías, la utilización de redes sociales, las comunidades virtuales, plataformas de gestión clínica, dispositivos biomédicos, investigación en telemedicina y el modelo de negocio de la telemedicina hasta completar esta primera edición de la asignatura de telemedicina en la Facultad de Medicina de la Universidad de Lleida (UdL), experiencia al parecer pionera a nivel estatal y que a partir de hoy nos llevará a trabajar de lleno en la segunda edición, si nos dejan…

A nivel personal, me llevo el gran interés de todos los alumnos, con continuas preguntas cuestionando el modelo de atención sanitario gracias a las TIC, el cambio de mentalidad de todos ellos en varios aspectos, como decía antes, de cuestionarse la necesidad de tener una web 2.0 como profesional sanitario a realizar un excelente trabajo en forma precisamente de web, ligada a redes sociales y a mi entender, con un potencial enorme para convertirse en una web de referencia en telemedicina para alumnos de medicina, evidentemente si se continua trabajando en ella en esta línea (Medical-S-Info – @_MedicalSInfo). De prácticamente no conocer twitter (a nivel profesional…) a aportar ideas y generar debate con algunos grandes como Julio Mayol (@juliomayol, por cierto gracias por colaborar) con la etiqueta #TMUdL2015, y no solo eso, incluso a realizar un análisis de métricas y de alcance del hashtag, algo que me ha llenado de satisfacción y que me ha dejado ver el grado de implicación de estos futuros cracks de la telemedicina.

Ha sido un inicio, pero el año que viene más…

Captura de pantalla 2015-05-25 a les 22.04.40                                                     Captura de pantalla 2015-05-25 a les 22.05.35

Nada, como digo, un enorme placer haber podido participar en esta aventura que espero sea tan solo el inicio de otras tantas. Gracias a mis compañeros de profesorado y evidentemente a todos los alumnos, que además han demostrado un gran conocimiento a nivel clínico (eso se ve a la legua solo con hablar con ellos…) Os auguro un gran futuro a todos!

Os dejo con el selfie que nos hicimos justo al inicio del primer día de clase para celebrar que la Telemedicina ha llegado a la universidad!!

Captura de pantalla 2015-05-25 a les 22.03.33

ambldeclaudia

Con “L” de Claudia – #ambLdeClaudia

ambldeclaudiaHoy me he quedado a cuadros al conocer el caso de una paciente de #Leucemia. No por la enfermedad en si, ya que por desgracia la leucemia es una terrible afección ya conocida en nuestra sociedad pero si por el caso en particular. Debo reconocer que oí hablar del caso hace algún tiempo pero no ha sido hasta hoy cuando gracias a una publicación local he ido investigando y adentrándome más en la historia. A medida que iba leyendo me iba capturando más la experiencia por lo que me ha parecido correcto compartirla con todos vosotros.

Se trata de Claudia, un bebé de 7 meses, nacida en #Lleida, dignosticada de leucemia, su amiga “L” como la llaman sus padres, en una genial y admirable visión de la enfermedad como si de una más de la familia se tratara. Ante el pronto diagnóstico de la enfermedad prácticamente de recién nacida, Claudia empieza un periplo por la sanidad que la lleva a ingresar en un hospital especializado hasta el día de hoy. Hasta el momento cumple 4 meses ingresada.

Fue entonces cuando sus padres, demostrando así una gran valentía y una actitud totalmente positiva respecto a la terrible compañera de viaje que había entrado en sus vidas, deciden relatar el día a día de Claudia a través de un blog llamado “Amb L de Claudia – Con L de Claudia” (www.ambLdeClaudia.cat). También podeis conocer el diario de Claudia en la red social Google + (https://plus.google.com/100424928872615665972/posts)

 

El blog, escrito en primera persona como si fuera la misma Claudia quien nos hablara,  te adentra como lector/espectador ya no solo en la vivencia personal de la enfermedad como tal sino en las experiencias de un bebé y su entorno, la relación de Claudia con sus padres, con sus abuelos, con sus tios… la relación de la pequeña con todo el aprendizaje que va absorbiendo a su alrededor independientemente de su amiga “L”, la relación con los múltiples tratamientos que se le van administrando… En fin, una serie de historias que tratan de dejar a un lado la enfermedad y nos dejan conocer mejor a la pequeña Claudia.

 

ambldeclaudia

 

Como médico, persona y padre que soy, la lectura de este diario de la vida de Claudia me ha hecho reflexionar de muchas cosas importantes en la vida, algunas de ellas no consideradas con la importancia que merecen. Desde este humilde blog quiero reflejar mi admiración por esos padres y por toda la familia de Claudia en general por esa fuerza, coraje y esperanza.

A vosotros, Claudia y familia, no puedo más que ofreceros mi humilde soporte y ayuda en la medida que sea posible en caso de que así lo necesiteis.

Un fuerte abrazo y, nos vemos en la red!!

big data

Algo se mueve en #eSalud, el impulso definitivo…

Llevamos ya varios años dándole vueltas a la #eSalud y la #telemedicina, difundiendo de este a oeste y de norte a sur esta modalidad de comunicación, atención virtual al paciente, difusión de conocimiento en red, formación continuada comunitaria… dando tumbos por internet aprendiendo unos de otros (como no puede ser de otro modo…) y formando la idea global del concepto en cuestión, pero sin llegar nunca a tener claro si realmente será la solución a muchos de los problemas actuales por la falta de evidencia en muchos de sus aspectos.

big dataAún así, en los últimos meses se aprecia (es una opinión personal, ojo…) un cambio de rumbo en los acontecimientos relacionados con eSalud, un mayor interés de los profesionales de salud neófitos en este tema, un crecimiento importante del interés de las grandes compañías (sobretodo en el Big Data, evidentemente… ahí habrá “pasta”…), la introducción en la telemedicina de cada vez más centros médicos y aseguradoras e incluso en los estudios de pregrado, un incremento exponencial de #Apps de salud y la búsqueda, ya cada día más cercana, de una acreditación para las mismas, la existencia de cada vez más recursos digitales y un aumento exponencial de los eventos relacionados con estos temas, en con una afluencia cada vez mayor y un interés en aumento progresivo.

Creo que si hasta ahora se estaban haciendo las cosas bien, ahora se están haciendo aún mejor y se está llegando al público objetivo, que no son los usuarios de salud, que ya hace años que creen en esto, sino los profesionales sanitarios, un colectivo muy “de costumbres” (y me incluyo, que le vamos a hacer, somos así…), acostumbrados a trabajar siempre con un mismo ritmo o rutina.

Insisto, SE ESTÁN HACIENDO LAS COSAS BIÉN. Y todo esto es gracias a los profesionales que creen en ello y que son generadores de movimientos.

Y como movimientos me gustaría destacar algún evento de este último trimestre de año, especialmente activo en este aspecto y ciertamente interesante para los deseosos de seguir aprendiendo sobre eSalud y aplicarlo luego a la atención de nuestros pacientes.

El primer evento a destacar se llevó a cabo ayer mismo en Barcelona. “Videos y Salud” (@videosysalud, #videosysalud) nació con la necesidad de compartir y enseñar a los profesionales de salud cómo con la realización de vídeos podemos realizar educación sanitaria y promocionar hábitos saludables, interactuar con nuestros pacientes y también entre profesionales. Fantástica idea llevada a cabo por el Dr. Salvador Casado (@doctorcasado), Rosa Pérez (@mrsrosaperez) y Chema Cepeda (@chemacepeda) entre muchos otros (hasta 11 organizadores, ver www.videosysalud.es). La jornada fue un exitazo rotundo que reunió a lo mejorcito del panorama 2.0 en salud, al que no tuve el placer de asistir pero que seguí de forma continuada a través de streaming y twitter. Una vez más el poder de las redes sociales como herramienta facilitadora de comunicación y de formación continuada…

videosysalud

Otro de los eventos que me gustaría destacar se llevará a cabo en poco más de 72 horas en Oviedo. “Jugar es saludable” (#jugarEsSaludable), en el que se mostrarán experiencias sobre como el profesional 2.0 se acerca al paciente y comunica con ellos con diferentes estrategias de comunicación y “engagement” como puede ser la aplicación del juego y con las aplicaciones de salud. La cada vez más frecuente aplicación de la gamificación en las aplicaciones móviles y en plataformas de gestión de datos de pacientes y profesionales evidencian la mejor adaptación y asimilación de los roles de cada uno de los actores dentro de la eSalud, sobretodo el del paciente, quién a través del juego busca su objetivo . Este evento, organizado por Salud Social Media (@SaludSM) e Ignacio Fernández Alberti (@ignacioFalberti), tras el éxito de las pasadas jornadas de salud de Asturias (#eSaludAST , @eSaludAsturias) del pasado abril, auguran una gran asistencia y gran participación. Debo reconocer que el cartel de “Jugar es Saludable” es fantástico y está repleto de nombres claves en la eSalud como el Dr. Sergio Vaño (@SergioVanoG) o experiencias 2.0 pioneras como la de Pharma 2.0 (@pharma20) entre otras muchas, así como la presentación en primicia de la #App de salud que revolucionará la comunicación entre profesionales de salud los próximos meses, MedSage (@MedSage_app). Estoy ansioso por asistir al evento y con unas ganas terribles de compartir debate con grandes profesionales!!

jugaressaludable

Finalmente, me gustaría destacar un tercer evento, este ya en noviembre en Madrid. Se trata del “I Congreso de Wearables y Big Data”, en el que se debatirá sobre el presente y futuro de estos “aparatitos” que nos traen tan de cabeza últimamente y que registran nuestros datos de salud conocidos como wearables o “ponibles”. El registro de estos datos sanitarios evidentemente conlleva un aumento cada vez mayor de registro de datos de salud, contribuyendo así al crecimiento del Big Data, en mi forma de ver, el gran actor de la eSalud de los próximos años. Recomiendo este evento a toda aquella persona encargada de la gestión clínica de sus centros, insitituciones y demás entidades, ya que la considero que la relación entre BigData y gestión clínica es más que directa. Yo no me lo perderé evidentemente…

Este evento cuenta con la organización de ComSalud (@comsalud) y Carlos Mateos (@carloscomsalud), lo cual supone una garantía de éxito.

wearables

Nada, que nos espera un otoño movidito a los “eSalud believers”. Seguro que es la confirmación que el camino que estamos caminando es el correcto. Estoy convencido de que el año que viene habrá más y mejor.

Mientras tanto… nos vemos en la red!!

images

Doctor, venía a confesarme…

En las últimas semanas he estado leyendo en las redes sociales comentarios, opiniones y realidades sobre el día a día de muchos profesionales de la salud con los que me he sentido plenamente identificado. El papel que tenemos encomendado como profesionales de salud en cualquiera de nuestras especialidades es velar por la salud de nuestros pacientes y otorgarles las herramientas y confianza necesarias para que puedan lidiar con el día a día de su salud y sus vidas. En concreto, para los médicos de familia, esto incluye en muchas ocasiones las relaciones familiares del paciente y su entorno, no menos importante para el devenir de la evolución del bienestar del individuo.

descargaPero ¿qué pasa cuando es el propio paciente quién decide tomar otro camino que el de los consejos que le damos sus profesionales de confianza?  Esta actitud es repetida en multitud de ocasiones en casi todas nuestras consultas por algunos de nuestros pacientes. De nuevo entra en juego la educación sanitaria, esa religión que no dejamos de evangelizar entre nuestros “fieles” pero que no todos escuchan o quieren escuchar…

Consejos de salud como “debe realizar dieta baja en sal”, “debe controlar las grasas en los alimentos”, “le recomiendo regular la ingesta de hidratos de carbono”, “recuerde hacer ejercicio 3 días a la semana”… quedan en nada por el mero hecho de ser consejos preventivos… En otras palabras, que al paciente no le duele nada, por lo que el consejo le entra por un oido y le sale por el otro…

Cuando todo esto conlleva patología o malestar para el paciente ya es otro cantar, por supuesto… Ahí es cuando aparecen la demanda de visitas urgentes, las caras de sorpresa en consulta preguntando el porqué les está sucediendo eso, las exigencias solicitando una cura inmediata para algo que se ha estado gestando durante largo tiempo en el organismo del “infiel”, e innumerables situaciones en consulta que se hubieran podido evitar si se hubiera hecho caso a los consejos de salud preventivos del facultativo.

Aún así, esta actitud de preocupación y sorpresa dura un milisegundo en algunos pacientes, ya que a medida que pasa el tiempo y cuando parece que una vez diagnosticada la patología y tomado el tratamiento se van olvidando de las modificaciones de sus hábitos y vuelven a las andadas, porque claro… es mucho más fácil “tomar una pastilla que tener que controlar cada día la alimentación y el ejercicio…”

Ante todo esto, mi pregunta es, ¿qué actitud debemos tomar los profesionales de salud ante actitudes de este tipo? ¿Seguimos insistiendo en la educación sanitaria como es nuestra obligación o desistimos ante la pasividad y desidia y la poca estima que tienen algunos pacientes a su propia salud? Porque en definitiva es eso, SU SALUD, y si el paciente es quien decide no tener ni el más mínimo respeto por su salud, ¿quién somos nosotros para llevarle la contraria?

Reconozco que este argumento, agresivo por otra parte, lo he utilizado y lo sigo haciendo cada vez más en consulta. A pesar de no ser quizás del todo políticamente correcto, la frase “mire señor, es SU salud, no es la mia… al fin y al cabo, para mi es un trabajo, una profesión, para usted es SU VIDA…” parece que cala hondo en las consciencias de los pacientes y el hecho de imaginar que su médico de confianza se desentiende de su salud les preocupa más que su propia enfermedad.

descarga (1)

Siempre me he considerado un NO medicalizador, es decir, lo intento todo antes de dar medicación a mis pacientes. Utilizo la palabra para explicar los procesos fisiológicos y patológicos, intento dar consejos saludables, reconducir actitudes, terapia oral e incluso escrita con recomendaciones ya sea en papel o en formato digital (en los últimos tiempos, cada vez que lo hago pienso en mi “twitteramigo” @mrizaldos, si me permite llamarlo así… con quién estoy totalmente de acuerdo en la no medicalización de las situaciones fisiológicas de la vida diaria y el control de la medicalización en las ocasiones en que realmente es necesario), pero cada día más me siento más incapaz de seguir esta línea de trabajo, no porque no me sienta capacitado sino porque observo actitudes de desidia, pasotismo y despreocupación en algunos pacientes que me hacen plantear si realmente es necesario perder tanto tiempo y saliva en dar explicaciones a oidos sordos…

Ejemplos como el paciente que prefiere tomar estatinas a cambiar los hábitos (explicado por @doctorcasado) o como el del paciente diabético tras haberse permitido una comilona familiar con toda la intención acude a urgencias a que le inyecten un “chute” de insulina (vivido por el Dr. @jgcmed), vividos en las últimas semanas y sumados a los múltiples casos similares que todos hemos vivido en consulta a diario me hace pensar en este tema más a menudo de lo que desearía…

images

Me gustaría que, como profesionales de salud, os atrevierais a dar vuestra opinión al respecto. ¿Qué actitud tomáis ante esta ola creciente de despreocupación en consulta? ¿Sentís que no estáis realizando bién vuestro trabajo?

Mientras tanto… ¡nos vemos en la red!

Captura de pantalla 2015-05-25 a les 22.03.33

Celebremos que la telemedicina y la eSalud entran en la universidad de medicina!

Debo reconocer que me siento ciertamente ilusionado con el nuevo proyecto que me pusieron hace unos meses sobre la mesa y que estamos preparando para dentro de muy pocas semanas.

Era de esperar que el crecimiento exponencial de la eSalud y la telemedicina en nuestros tiempos y en nuestro entorno, los dispositivos móviles aplicados a la salud, la utilización de los medios digitales por parte de pacientes y profesionales de salud, y la utilización cada vez mayor de plataformas de comunicación entre profesionales e incluso entre pacientes, la utilización de las redes sociales en aspectos como la comunicación, formación e información de salud, entre muchos otros aspectos relacionados con la salud digital tenían que encontrar tarde o temprano un hueco en las universidades de medicina y en la formación de nuevos profesionales de salud.

descarga

Y aquí estamos… Como niños con un juguete nuevo entre las manos… Creo que todos los profesionales de salud que estamos aprendiendo sobre eSalud gracias a compartir experiencias personales y conocimientos a través de redes sociales, ya no solo como “inversión” personal sinó como herramienta de mejora de la atención del paciente somos unos grandes privilegiados, por poder acariciar de cerca el presente de la medicina y no quedarnos anclados en sistemas obsoletos de atención… pero considero que todavía más privilegiados serán los estudiantes de medicina que tendrán la posibilidad de terminar sus estudios habiendo tenido ya un primer contacto con el mundo de la telemedicina y la eSalud, aprendiendo que la medicina actual ha cambiado y que existen nuevos sistemas y modelos de atención y comunicación con el paciente nunca tratados en las facultades de medicina hasta hoy, y que a mi modo de ver, es totalmente necesario mostrar a los futuros profesionales sanitarios.

descarga (1)Por eso puedo decir, y me siento muy orgulloso de ello, que tengo el enorme placer de participar de forma directa en la creación de la asignatura de Telemedicina y eSalud de la  Facultad de Medicina de la Universidad de Lleida (UdL) para el curso que recién empieza, con el objetivo de formar a las nuevas generaciones de médicos en las nuevas tecnologías aplicadas a la salud.

A partir de este curso será un placer escuchar (música para mis oidos, por supuesto…) por los pasillos de la facultad, conversaciones de estudiantes sobre BigData, plataformas de gestión clínica, canales de comunicación digitales con el paciente, apps de salud, redes sociales, telemedicina, eSalud, salud móvil…

Pioneros o no en la docencia de eSalud en las facultades de medicina (que yo creo que si… y si me equivoco me rectificáis con toda confianza…) el objetivo pretendido creo que es lo suficientemente ambicioso como para lanzarnos a esta nueva aventura, una más de tantas, pero con una ilusión especial.

Sinceramente, un verdadero placer… Ya se me está haciendo eterna la espera hasta el inicio de las clases…

Evidentemente, no quería acabar este post sin agradecer a la propia facultad de Medicina de Lleida por ver esta necesidad en la formación de sus futuros médicos, y en concreto al Dr Jorge Soler (@9jsg) por brindarnos esta oportunidad.

¿Para cuando el título de “Licenciado en Medicina, Cirugía y eSalud”? Quizás debamos esperar un poquito más… pero todo se andará…

Nos vemos en la red!!! … y en las aulas!!!

images

familia

Los mismos pacientes + el mismo sistema = los problemas de siempre…

cuapDesde hace prácticamente dos años alterno actividad asistencial con  un cargo intermedio de gestión en Atención Primaria. Si debo definir  mi actividad asistencial de los últimos 13 años, los que hace que  inicié mi camino profesional en el increible mundo de la medicina de familia (y no lo digo con segundas… considero que es maravilloso…)  creo no equivocarme mucho si me defino a mi mismo como alguien  que escucha y que atiende a las personas, alguien que se preocupa  por la salud de sus pacientes y el entorno familiar y social de los  mismos, pero a la vez alguien que en ocasiones, por decir verdades,  puede parecer arrogante e insolente. Como dirían algunos, “esto es  así…”, y lo reconozco…

En nuestra actividad asistencial, como médicos de familia solemos  tener la sana costumbre de pasar muchos minutos de cada una de  nuestras consultas en realizar la conocida por todos “educación sanitaria“… que si “si le ocurre esto no dude en llamarme”, que si “no acuda a urgencias a menos que se trate de algo importante”… intentamos dar todas las armas a nuestros pacientes para que puedan ser, en la medida de lo posible, autosuficientes (empoderamiento os suena de algo?) y tengan la confianza de comentarnos e intentar solucionar sus problemas con nosotros, sus médicos de confianza y en algunos casos “de toda la vida”.

Pero, ohhh, siento deciros, que esa “educación sanitaria” siempre ha brillado por su ausencia, y sigue brillando por su ausencia a pesar de nuestros intentos. Mucho del trabajo que realizamos en consulta intentando educar (sanitariamente hablando…) a los usuarios de nuestro sistema público de salud nos damos cuenta que es en vano cuando vemos las patologías que acuden a los servicios de urgencias.

urgenciasnohay

Malestar general de 30 días de evolución, disminución del apetito sexual, olvidos en las renovaciones de recetas electrónicas, picores generalizados desde hace meses, dolor en la punta de la uña del dedo gordo del pie, realización de controles de glucemia en pacientes diabéticos porque han tenido “comilona” familiar, manchas cutáneas que aparecen sin provocar ningún tipo de síntoma, picores de garganta que solicitan ser atendidos por el mero hecho de pasar por delante del centro de salud, padres que desean realizar un chequeo pre y post vacacional a sus hijos para no perder ni un minuto de sus vacaciones en sus lugares de destino, o la que acabo de hacer justo antes de escribir este post, una tos de años de evolución… Todos estos y muchísimos más son motivos más que frecuentes en los servicios de urgencias de nuestro sistema público de salud. Motivos todos ellos que me enervan (y estoy convencido que no hablo solo por mi), y que transforman mi apaciguada forma de escuchar y de ser en el Mr Hide de la medicina de familia, os lo aseguro… provocando mi total desfogue en las redes sociales a modo de protesta… Señoras y señores, NADA DE ESTO REQUIERE ATENCIÓN URGENTE, por si os quedaba alguna duda…

Pero lo cierto es que ahora, desde otro punto de vista, y con el prisma más enfocado hacia la gestión clínica de pacientes y de procesos asistenciales debo reconocer, y entono el “mea culpa”, que gran parte de que esto siga sucediendo es merecido…

En primer lugar, dejar la definición de “urgencia” a criterio del usuario es un error, pero es lo que se está haciendo, por lo tanto, la urgencia pasa a ser “todo aquello que el paciente considera urgente en cualquier momento” por lo que todo aquel que atraviesa la puerta del centro de urgencias debe ser atendido… ERROR. Y por mucho sistema de triaje que sigamos haciendo (por cierto, un enorme reconocimiento al personal de enfermería que realiza esta desagradable y árdua tarea y que debe lidiar con esos problemas a diario y que está haciendo un gran trabajo!), seguimos realizando miles de consultas innecesarias a personas (me niego a llamarles pacientes, porque no están enfermos…)

En segundo lugar, ¿qué narices esperamos cuando decimos a los usuarios de urgencias que su problema no es urgente y que deben ir a su médico de familia correspondiente y la cita más cercana para “su” médico es para dentro de 20 días en su centro de salud? Pues eso, que volverán a urgencias sí o sí…

En tercer lugar, en un sistema donde la immigración es un problema, no por la immigración en sí, sinó por la gestión que se hace de la misma (y no voy a comentar nada sobre este problema, ya que considero que hay otros compañeros más capacitados para hacerlo…), y los immigrantes son excluidos del sistema sanitario y la única puerta que tienen es la urgencia, ¿a dónde acudirán el colectivo de immigrantes cuando tengan un problema de salud? Bingo…

familiaEn resumen, la atención primaria debe ser la  base de  la atención a la salud del ciudadano y  precisa una optimización de  recursos y financiación. Recursos en  forma de personal para poder dedicar el tiempo  preciso a cada uno de los problemas, poder  abordar los miles y miles de visitas que  recibimos en nuestras interminables jornadas  laborales, para afrontar esos pacientes  delicados, crónicos o terminales, al mismo tiempo que intentamos reorganizar y redirigir esas consultas banales por el flujo de atención correcto, a la vez que  afrontamos las situaciones familiares y sociales de los mismos pacientes, para poder ser realmente la base del sistema sanitario y evitar hospitalizaciones y asistencias en otros niveles, para aumentar la resolución de los profesionales y poder realizar en definitiva lo que sabemos, cuidar de nuestros conciudadanos y las circunstancias que les rodean, porque somos médicos de personas y eso queremos seguir siendo… Y a las personas hay que dedicarles tiempo, hay que dedicarles atención y transmitirles que son escuchados y valorados (ya no entro en discutir si presencialmente o de forma virtual, no es el foro…) y eso es justamente lo que NO estamos haciendo hoy en día, ya que para realizar lo que ha realizado el médico de familia toda la vida a un número cada vez mayor de ciudadanos y absorbiendo cada vez más flujo de trabajo, responsabilidades y capacidades, son necesarios más recursos.

Y mientras no se quiera entender esto, seguiremos viendo pacientes de forma desordenada en los servicios de urgencias y fuera de lugar, que nos haran tener que dedicar tiempo y recursos a patologías innecesarias, debiendo dejar de lado a los pacientes y necesidades realmente importantes.

Es necesaria una redistribución de recursos YA. La Atención Primaria lo necesita y los pacientes DE TODOS también. Ahora parece que se abren nuevas expectativas en nuestro territorio, y mis esperanzas renovadas… estoy convencido que llegarán nuevos y mejores tiempos…

descarga (1)

La gamificación aplicada a la salud

descarga (2)El término gamificación, adaptado en los últimos tiempos del anglosajón “gamification” supone la introducción del juego para fomentar cambios de actitud en el comportamiento de las personas, en búsqueda de un beneficio para estas.

El término se utiliza desde hace ya algunos años para referirse de algún modo a la utilización de mecánicas de juego en entornos y aplicaciones no lúdicas con una finalidad bien clara y lejos de lo que pueda parecer.

La gamificación pretende potenciar la motivación, la concentración, el esfuerzo, la fidelización y otros valores positivos comunes en todos los juegos. Se utiliza como una nueva y muy potente estrategia para influir y motivar a grupos y colectivos de personas.

En los últimos años y coincidiendo con el éxito de las llamadas webs 2.0, ha ido creciendo la creación de comunidades alrededor de todo tipo de redes sociales y otros medios digitales. Aún así, no siempre es fácil estimular la actividad dinámica y frecuente entre los miembros de una comunidad.

descarga

La correcta implementación de estrategias de gamificación permite pasar de la simple conectividad al “engagement (término utilizado para identificar el compromiso), consiguiendo así que los miembros de una misma comunidad, los trabajadores de una empresa, los estudiantes de un instituto, los habitantes de una ciudad, etc… participen de forma dinámica y proactiva en acciones que generalmente requieren un esfuerzo de la voluntat.

La integración de dinámicas de juego en entornos no lúdicos no es un fenómeno nuevo ni mucho menos, pero su crecimiento exponencial de la utilización de videojuegos en los últimos años ha despertado el interés de expertos en comunicación, psicología, educación, salud, productividad, y cualquier otra área de actividad humana, para descifrar las claves que hacen del videojuego un medio tan eficaz. En estos últimos años se ha iniciado también la expansión en el estudio de su aplicación en otros ámbitos no necesariamente lúdicos. Gamificación ha sido el término elegido para definir esta tendencia.

descarga (1)

La técnica utilizada puede animar a las personas a realizar tarear que normalmente se consideran aburridas, como completar encuestas, ir de compras, o leer páginas web.

Consiste en una potente estrategia con el objetivo de motivar a los jugadores a entrar y permanecer en esa actividad lúdica el máximo tiempo posible, otorgandole como recompensa a retos, premios llamados “badges o insignias“.

Estos hitos motivacionals pueden servir para:

  • Capturar y convertir el aprendizaje en diferentes contextos.
  • Fomentar y motivar la participación y los resultados del aprendizaje.
  • Formalizar este aprendizaje y mejorar la participación social.
  • Consolidar el capital social.

Las mecánicas de juego son una serie de normas que intentan generar juegos que se puedan disfrutar, que generen placer, participación y compromiso por parte de los jugadores, al aportarles retos y un camino por el que discorrer. Esto puede suceder en un videojuego o en cualquier tipo de aplicación, por ejemplo en el entorno de trabajo, estimulando a los trabajadores a mejorar sus habilidades, y a los clientes, incentivando su participación en una determinada actividad.

Existen muchas mecánicas de juego diferentes, pero entre las más utilizadas dentro de la gamificación podemos encontrarnos las siguientes:

  • Recolección de objetos
  • Puntos
  • Comparativas y clasificaciones
  • Niveles
  • Feedback

Algunos de los ejemplos de utilidades y aplicaciones que utilizan este sistema son las siguientes:

En referencia a la salud podemos encontrar diversos ejemplos muy útiles para mantener un buen nivel de forma y mejorar nuestros hábitos:

  • Nike +: Gestor de ejercicio personal
  • Endomondo: Otro gestor similar al anterior
  • Quit Good Nico: Aplicación móvil para ayudar a dejar el hábito tabáquico.
  • Superbetter: Aplicación para ayudarte a tener mejores hábitos
  • Zamzee: Podómetro que ayuda a ser más activos, midiendo la actividad diaria de los adolescentes

Fuente: http://www.gamificacion.com/ (@gamificacion)

images

El perfil tecnológico aplicado a la eSalud en España

¿Qué está pasando en España en referencia al uso de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación aplicadas al mundo de la salud?

Están los pacientes preparados para afrontar este cambio en el paradigma de la comunicación y la atención al usuario de salud? Y la pregunta que más me preocupa… ¿estamos los profesionales igualmente preparados?

Este fantástico vídeo de Ilusion Labs nos lo muestra.